07/10/13

La UNESCO analizó la demanda de agua en Chile, ¿crisis?

La UNESCO analizó la demanda de agua en Chile, ¿crisis?
  • Académicos, científicos, políticos y entidades públicas y privadas, se reunieron en una compacta jornada para analizar el presente y futuro del agua en Chile.
CONAF CONAF

Bajo el tema “Demanda de Agua: ¿Crisis en Chile? Análisis por sectores”, se realizaron las XVII Jornadas Comité Nacional para el Programa Hidrológico Internacional de Unesco (Conaphi).

La actividad se desarrolló en el salón de sesiones de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional en Santiago y trató sobre los desafíos que los principales sectores productivos (forestal, energético, minero y agrícola) deben enfrentar ante una mayor demanda de agua que podría en un futuro cercano causar una crisis del recurso en Chile.

En la oportunidad, se congregaron diversos especialistas en la materia, así como autoridades políticas, con el fin de debatir e intercambiar sus visiones y posibles estrategias a adoptar para hacer frente a este desafío.

El encuentro estuvo organizado por el Ministerio de Agricultura, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), el Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN) y la Universidad de TALCA. Además, contó con el patrocinio de la Cámara de Diputados de Chile, la Dirección General de Aguas y el Ministerio de Relaciones Exteriores, más el auspicio de Essbío.

Uno de los principales factores de conflicto por el agua en Chile es la disminución de la precipitación.

En la ceremonia inaugural participaron la diputada Cristina Girardi, representante de la Comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía de la H. Cámara de Diputados; Loreto Silva, Ministra de Obras Públicas; Zelmira May, Hidróloga Regional para América Latina y el Caribe de UNESCO; y Francisco Echeverría, Presidente del Comité Chileno para el Programa Hidrológico Internacional de UNESCO.

En lo que respecta al panel referido al sector forestal, participaron Wilfredo Alfaro, experto de la Corporación Nacional Forestal y Punto Focal ante la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación; Sergio Donoso, Vicepresidente de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, AIFBN; Fernando Raga, Presidente de la Corporación Chilena de la Madera; y Roberto Pizarro, Vicepresidente CONAPHI-Chile y académico de la Universidad de Talca.

Donoso, por la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, apoyado en una serie de estudios, puso énfasis en los efectos negativos en el suelo al sustituir el bosque nativo por especies de rápido crecimiento, las que consumirían más agua, según indicó. En su alocución también planteó modificar el Código de Aguas, desarrollar una Planificación Territorial y Gestión Integrada de Cuencas, así como analizar la Ley de Bosque Nativo, con el fin de mejorar algunos aspectos que repercuten en el tema hídrico.

Por su parte, Wilfredo Alfaro, experto de CONAF, expresó que para avanzar en los desafíos que se presentan con relación al tema de los bosques y el agua, en primer término era necesario construir una visión común, dado que en la actualidad mucha de la información revisada se contrapone. Respecto a si el rápido crecimiento es un factor significativo o no en los modelos que definen el consumo de agua en especies forestales, materia que, puntualizó, era necesario revisar en profundidad.

También recalcó que todo tipo de bosques tienen un rol fundamental en el fenómeno de la precipitación. Ellos explican el 40% de la precipitación en todo el planeta por la emisión de aerosoles como núcleos de condensación de nubes y gotas de agua lluvia, así como la modificación del albedo y, por lo tanto, la forestación podría ser una de las soluciones al problema de la significativa reducción de la precipitación que ha afectado al país durante el siglo pasado y a similares proyecciones para el presente siglo.

La forestación podría ser una de las soluciones al problema.

A este respecto, Alfaro señaló como uno de los principales factores de conflicto por el agua en Chile a la disminución de la precipitación y, considerando que el país tiene 24,7 millones de hectáreas desprovistas de vegetación, se hace necesario promover su revegetación para fortalecer el rol de todo tipo de bosques en la estimulación de las precipitaciones y que, por ello, se requiere que el país cuente con una Ley de Fomento a la Forestación.

Fernando Raga, Presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), fue enfático en sostener que el problema hídrico no es responsabilidad exclusiva de las plantaciones. Afirmó, al mismo tiempo, que las plantaciones en Chile se distribuyen mayoritariamente en zonas de mayor pluviometría, y ahí no se generan problemas hídricos, por el contrario, los principales problemas se generan en las microcuencas.

Agregó que “por el contrario, las plantaciones aportan favorablemente a la calidad de agua, por ejemplo, minimizando la erosión y aportando a la infiltración del recurso hídrico”.

Por último, en el panel del sector forestal participó Roberto Pizarro, Vicepresidente de Conaphi-Chile, quien indicó que probablemente las plantaciones de rápido crecimiento utilizan más agua, pero también contribuyen a la infiltración y a la protección del suelo. Además, “éstas aportan como sumideros de carbono”.

Al cierre de la Jornada, se hizo un reconocimiento a algunas entidades por su contribución a la difusión en torno al recurso hídrico. Recibió el Premio “Medio de Comunicación Destacado, 2013”, el Departamento de Prensa del Programa En la Mira de Chilevisión; Premio “Andrés Benítez Girón al Investigador Destacado, 2013”, entregado al Dr. Bonifacio Fernández Larrañaga, de la Pontificia Universidad Católica de Chile; Premio “Figura Política Destacada, 2013”, lo recibió la H. Cámara de Diputados, Comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía.

Finalmente, hubo una entrega de reconocimiento especial a estudiantes del Liceo N°1 de Niñas de Santiago, ganadoras mundiales del “Premio Junior del Agua en Estocolmo”. Recibieron el galardón las alumnas Naomí Estay y Omayra Toro, junto a la profesora Roxana Nahuelcura.

El Programa Hidrológico Internacional (PHI) es el programa intergubernamental de cooperación científica de UNESCO relativo a los recursos hídricos, gracias al cual los Estados Miembros pretenden mejorar su conocimiento del ciclo hídrico e incrementar su capacidad de administrar y explotar mejor sus recursos hídricos.

En lo que respecta a nuestro país, el Comité Chileno para el PHI, se creó mediante el Decreto Supremo N° 317 del Ministerio de Relaciones Exteriores, con fecha 22 de abril de 1975. Durante sus más de 30 años de funcionamiento, el Conaphi de Chile ha alcanzado reconocimiento tanto dentro del país como en el ámbito internacional, teniendo en consideración su permanente contribución a las diferentes acciones e iniciativas que desarrollan las diversas instancias nacionales en el ámbito de la gestión de los recursos hídricos.

En la actualidad, el Conaphi-Chile acoge en su seno un total de 31 instituciones académicas, científicas, gubernamentales y privadas.

Comentarios

Contenido relacionado